DEPRESION

      Habitualmente cuando nos sentimos bajos de ánimo decimos que “tenemos la depre”, como acepción común o popular del término clínico depresión. Pero la depresión no es ése estado de sentirnos con el ánimo bajo o con sensación de decaimiento que experimentamos en determinados momentos: es algo más. Estar triste y apático, verlo todo de color negro (a través de pensamientos negativos), no poder dormir (o dormir en exceso) o perder peso son algunos de los estados añadidos que pueden  indicarnos una depresión real.

       La tristeza, y con ella la apatía o el desánimo, es el síntoma más visible de la depresión, pero no es el único. Las personas con depresión suelen tener también alteraciones del pensamiento, de forma que valoran negativamente sus capacidades o su grado de responsabilidad en los acontecimientos y lo ven todo (su futuro, sus relaciones personales….) de color negro. Esta es una razón por la que muchos depresivos adoptan una conducta autodestructiva (con un grado muy bajo de autoestima), incluso generando pensamientos de suicidio o en casos de depresión severa llegando a suicidarse.

      Por otro lado, la depresión origina, además ansiedad y muchas veces, alteraciones en el funcionamiento del organismo: se pierde sueño y peso o, por el contrario y en menor medida, se duerme demasiado o se engorda; se produce una continua sensación de cansancio; son frecuentes los dolores de espalda o de estómago; y se pierde también el interés sexual y la capacidad para adaptarse a las situaciones de estrés. Además, la depresión afecta al sistema inmunológico, con lo que hay una mayor predisposición a contraer determinadas  enfermedades.

      ¿De dónde proviene la depresión? Según los expertos, no se puede hablar de una causa, sino de muchas. En principio, la depresión significa que algo funciona mal en el cerebro, es decir, que hay un problema en los mecanismos de neurotransmisión cerebral, en la conexión de unas neuronas con otras. Esto provoca la disminución de catecolaminas y serotoninas (neurotransmisores), sustancias que segregan las neuronas y que intervienen, entre otras cosas, en la adaptación de la persona al estrés y en la regulación de los estados afectivos.  Pero la depresión puede provenir también de factores estresantes que perduran en el tiempo (problemas familiares, en el trabajo, una enfermedad crónica….) e incluso experiencias de tipo traumático que no se han superado (la muerte inesperada de un hijo…..por ejemplo) y que afectan de forma recurrente al normal funcionamiento y adaptación de la persona a su vida y sus circunstancias.

                                      Javier Brotons (psicólogo).

                                        www.psicologo-valencia.es

CAMBIO DE HORA.

CONSECUENCIAS FÍSICAS Y PSICOLÓGICAS. 

Las alteraciones biológicas que produce un cambio de horario no llegan a incidir significativamente en las estadísticas ni constituyen enfermedades, no obstante pueden afectar la salud de adultos y niños, al producir alteraciones del sueño, irritación y distimia (un tipo de trastorno afectivo o del estado de ánimo).

Estas alteraciones dependen de los órganos y sistemas que estén más activos en el proceso de adaptación.

• En el sistema nervioso central, puede presentarse somnolencia, irritabilidad, dificultades en la atención, la concentración y la memoria.
• Malestar general • Fatiga, baja en el rendimiento o menor productividad
• Cambios en el estado de ánimo, depresión.
• Trastornos digestivos, aumento de secreción del jugo gástrico, disminución diurna y aumento nocturno del apetito.
• Aumento de molestias psicosomáticas

Los cambios de hora afectan especialmente a quienes poseen una estructura poco flexible en lo biológico y en lo psicoemocional, y también a quienes están sujetos a realizar actividades en horarios rígidos.

Los expertos señalan que el cambio de hora modifica el ciclo de la vigilia y también lo hace el sistema hormonal. Es debido a que el ritmo circadiano cambia, que se producen ciertos trastornos de tipo transitorio que pueden provocar algunos accidentes.

A los adultos les toma alrededor de 3 días adaptarse a estos cambios de hora, tiempo en el que existe una mayor predisposición a cometer errores, según explican los expertos.

Los niños suelen adaptarse con mayor facilidad al cambio de horario, aunque pueden manifestar mayor irritabilidad y presentar más somnolencia los primeros días.

Por su parte las personas enfermas o que padecen algún tipo de trastorno como insomnio, alteraciones del ritmo circadiano o del nivel hormonal, debido por ejemplo al tratamiento con corticoides, pueden sufrir mareos y alteraciones del estado de ánimo que pueden durar hasta una semana, puesto que el sistema hormonal no se ha adaptado aún.

Los expertos aconsejan iniciar cambios progresivos una semana antes del cambio del horario, para evitar o disminuir las consecuencias que éste pueda tener. Por ejemplo se recomienda adelantar todas las actividades diez minutos cada día, como el tiempo que se dedica a la comida, al paseo, etc., para readaptar así al organismo poco a poco.

Por su parte para quienes viajan grandes distancias a través de varias regiones horarias, hacer ejercicio intenso temprano en la mañana el primer día luego de un desfase horario, puede acelerar la adaptación al nuevo horario, incluso mejor que los tratamientos de luz o de melatonina (wikipedia).

Fuente:  salud.com 
                                       www.psicologo-valencia.es

ANSIEDAD

La ansiedad es un mecanismo que utiliza nuestro cerebro con el fin de afrontar determinados peligros y ponernos a salvo en situaciones límite (semejante al miedo, que sirve para responder o adaptarnos al entorno), pero que se convierte en una “pesadilla” cuando nuestro cerebro sigue dando las mismas respuestas sin motivo (o más bien sin motivo aparente). La ansiedad se activa en el momento en que nuestro cerebro considera que existe un peligro real para mantener la vida (ej: tener frente a nosotros un perro rabioso que nos podría atacar) Los síntomas de la ansiedad hacen que haya una respuesta automática de todo nuestro sistema nervioso con la finalidad de ponernos a salvo (palpitaciones, tensión muscular, hiperventilación…). Así como el animal huye del peligro o se enfrenta a él en cuanto lo detecta, los seres humanos respondemos de la misma manera. Pero, ¿qué ocurre cuando nuestro cerebro interpreta algo neutro (que en principio no debería entrañar necesariamente un peligro real?: sucede que aparecen los mismos síntomas de huída o de evitación, como si el peligro fuera real.
La ansiedad funciona a través de asociaciones negativas y nos lleva a generar respuestas automáticas asociadas a un estímulo supuesta o realmente ansiógeno, y si no somos capaces de quitárnoslas de la cabeza empezamos generalizar el estímulo a estímulos parecidos, en el significado, en la forma, en el simbolismo, en lo que sea… Y por ello, cada vez puede haber más estímulos que provoquen la misma reacción de ansiedad (primero el perro rabioso, luego todos los perros, luego los peluches, luego todo lo que tenga mucho pelo….). Esta es la sensación que tienen las personas que sufren ansiedad; que cada vez hay más cosas, situaciones, contextos, que provocan respuestas de ansiedad y por tanto un miedo y/o un malestar muy intenso.
La psicoterapia es un tratamiento que se muestra eficaz para tratar los distintos trastornos de ansiedad partiendo de la base de lo comentado anteriormente, al reconducir a la persona (tanto en su forma de pensar como de comportarse) a responder de forma adecuada ante los estímulos que le provocan ansiedad.

Javier Brotons (psicólogo)
www.psicologo-valencia.es

MALOS TRATOS. VIOLENCIA DE GÉNERO. Consecuencias psicológicas.

¿Qué está pasando?. En España, se estima que la violencia de género afecta al 20-25% de las mujeres. Además de las consecuencias dramáticas (homicidios, lesiones físicas..) de las que somos testigos a través de los medios de comunicación últimamente con demasiada frecuencia, existen otras consecuencias que no por ser menos visibles, son menos importantes.
Las consecuencias psicológicas de la violencia de género son más frecuentes y graves que las físicas, salvo casos excepcionales como los de muertes o lesiones graves. Entre éstas, cabe destacar el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la depresión, así como trastornos de ansiedad y problemas relacionados con el abuso de sustancias (alcohol y drogas). Cabría mencionar también la alta incidencia de problemas derivados de la baja autoestima.

Además, la violencia sobre las mujeres tiene no sólo consecuencias sobre su propio bienestar, sino también sobre sus familias (las conductas violentas se aprenden y se transmiten de padres a hijos) y la comunidad. A este nivel, consecuencias comunes son:
• Laborales (absentismo o abandono del trabajo).
• Sociales (limitaciones para relacionarse con otras personas).
• Del tiempo libre (aislamiento, control, trámites legales, juicios, etc.).
• Familiares (afectación hijos, respuesta negativa de allegados).
• De pareja (desconfianza para restablecer relación de pareja).
Es importante comentar también que las mujeres víctimas de malos tratos por parte de sus parejas o exparejas pueden tornarse dependientes y sugestionables y encontrar serias dificultades para tomar decisiones por sí mismas. La relación con el maltratador agrava las consecuencias psicológicas que las mujeres sufren por el abuso. Los vínculos legales, financieros y afectivos que las víctimas de la violencia de género tienen a menudo con maltratador, acentúan sus sentimientos de vulnerabilidad, pérdida, engaño y desesperanza. Por ello, las mujeres maltratadas frecuentemente se aíslan y se recluyen tratando de esconder la evidencia del abuso y por tanto la tarea (importantísima para la prevención) de detección y denuncia se complica enormemente.

Javier Brotons (psicólogo).

www.psicologo-valencia.es

violencia de género se cobra la vida de nueve niños en 2010

 

Al menos nueve niños han sido asesinados en lo que va de año en crímenes de violencia de género según el Centro Reina Sofía (CRS), que tiene computados seis casos hasta el mes de mayo, a los que habría que sumar al menos otros tres: la muerte de un niño de cinco años el pasado mes de junio en Almería y la de dos hermanos sepultados en cal viva en Tarragona este fin de semana.

Fuentes del Centro señalaron la posibilidad de que el recuento de este año sea aún mayor, pues aún no se han consolidado los datos de los meses de junio a septiembre y arrojaron más víctimas. Así, un niño de cinco años fue asesinado en junio en Almería presuntamente a manos de su padre, que previamente había matado a la madre, de 35 años de edad, y que elevaría a nueve el balance.

Según los datos que maneja el Ministerio de Igualdad, unos 800.000 menores estarían siendo en España víctimas colaterales de la violencia de género que padecen sus madres, motivo por el que el Gobierno aprobó una partida de 1,5 millones de euros a repartir entre las comunidades autónomas para facilitar atención específica a estos niños.

Además, conforme anunció el delegado del Gobierno contra la Violencia de Género, Miguel Lorente, en una entrevista con Europa Press, los servicios jurídicos de este departamento están analizando las posibilidades legales para que se retire la custodia de forma «automática» a los maltratadores en el momento en que se falle sentencia en su contra.

En total, 57 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año a manos de sus parejas o ex parejas de confirmarse la autoría del crímen de Tarragona. En todo 2009 el número de víctimas mortales fue de 55, conforme los datos del Ministerio de Igualdad.

Fuente: Hoy.es

                                         www.psicologo-valencia.es

MINEROS DE CHILE. Consecuencias tras el rescate.

Pero el proceso de rescate es sólo el inicio. Después de la experiencia que han vivido, los expertos afirman que estos individuos serán «hombres cambiados».

Y ahora tendrán que aprender a enfrentar una nueva realidad que incluirá el reencuentro con sus familias, el asedio de los medios de comunicación y un cúmulo de emociones desconocidas y confusas.

«Seguramente no habrá consecuencias físicas. Por lo que sabemos los 33 están bien de salud» explicó a BBC Mundo el doctor Pedro Arcos González, director de la Unidad de Investigación en Emergencia y Desastres de la Universidad de Oviedo, España.

«Solamente tendrían que recuperar cierto nivel de actividad física y algo de la atrofia muscular que seguramente habrán sufrido, pero eso no va a ser problema».

Las consecuencias más importantes, afirma el experto, serán las psicológicas.

clic Siga en twitter a nuestra enviada especial a la mina San José

Estrés postraumático

«Es probable que algunos de ellos experimenten un cambio en su estilo de vida, como cambiar de trabajo o de relaciones afectivas. Siempre que uno se enfrenta a un acontecimiento traumático como éste, obviamente se vuelve a posicionar frente a cuestiones vitales», afirma el experto.

Esto, agrega, no son realmente problemas para el individuo sino significan un «reajuste» de su vida porque este tipo de experiencias cambian radicalmente a la persona.

Es probable que algunos de ellos presenten este cuadro -que clasificamos como un trastorno de ansiedad- que puede aparecer como una reacción emocional grave después de haber sufrido un trauma psicológico intenso
Dr. Pedro Arcos González
Sin embargo, los problemas sí se podrían presentar debido a las consecuencias del llamado trastorno de estrés postraumático (TEPT).

«Es probable que algunos de ellos presenten este cuadro -que clasificamos como un trastorno de ansiedad- que puede aparecer como una reacción emocional grave después de haber sufrido un trauma psicológico intenso».

Aunque los mineros han estado recibiendo apoyo psicológico intenso durante su encierro, éste estuvo enfocado a enfrentar las condiciones que estaban viviendo diariamente.

Ahora, una vez rescatados, cuando comiencen a enfrentar la realidad del trauma que vivieron, podrían desarrollar el TEPT.

«El TEPT puede aparecer en dos formas: aguda, que puede durar dos o tres meses y desaparecer, o forma crónica» dice el experto en emergencia y desastres.

«Quienes desarrollen la forma crónica necesitarán apoyo psiquiátrico o psicológico a largo plazo».

En esta forma del trastorno el individuo «revive», con recuerdos o pensamientos intrusos, la situación traumática que vivió, o pueden aparecer síntomas físicos que incluyen insomnio, irritabilidad e hipervigilancia.

Estos pensamientos pueden surgir durante el día o como sueños recurrentes durante la noche. También puede haber otro tipo de conductas, como evitar pasar por la zona del desastre, evitar los espacios cerrados o incluso dejar el trabajo.

«Es probable que experimenten también cambios de carácter, porque las personas con TEPT suelen volverse indiferentes y reducir sus vínculos sociales y sus actividades, o desarrollan cierto desapego afectivo» explica el experto.

clic Lea: «Voy a ser la persona que recibirá a papá»

Ejemplo único

Como el caso de los mineros chilenos es único en el mundo y no se tienen antecedentes de un desastre similar que haya dejado a tantas personas atrapadas en un espacio confinado durante tantos días, es imposible saber cómo reaccionarán una vez rescatados.

Miles de periodistas, familiares y expertos esperan el rescate de mineros.
«Hubo un desastre en una mina en Tasmania en el que dos mineros quedaron atrapados durante dos semanas -un tiempo relativamente corto- pero sin tener contacto con el mundo exterior» explica a la BBC la doctora Jennifer Wild, experta del Instituto de Psiquatría del King´s College de Londres.

«Pero sabemos que uno de los mineros desarrolló TEPT muy severo. Lo grave de este trastorno es que cualquier cosa puede desencadenar inesperadamente un recuerdo del trauma psicológico en el paciente».

«En este caso, el minero no podía mirar a pájaros encerrados en jaulas, porque la imagen -que recordaba su experiencia de vivir atrapado- le provocaba una crisis de llanto» explica la psiquiatra.

«Así que por ahora no podemos saber cuáles o cómo serán los recordatorios que los mineros chilenos tendrán de su experiencia».

Por su parte, el doctor Pedro Arcos afirma que «el TEPT -si aparece- suele aparecer en un porcentaje pequeño de pacientes y no sabemos exactamente si en estas personas aparecerá o no».

La clave, afirman los expertos, será el apoyo psicológico y familiar en los próximos meses.

«Lo cierto es que si esta operación se llega a completar bien será un ejemplo de cómo hacer bien las cosas» expresa el experto en desastres.

«Debemos felicitar a las autoridades chilenas porque este rescate se ha hecho todo de una manera muy profesional y correcta».

«Como los mineros han tenido apoyo constante familiar y social, sabemos que su situación psicológica es razonablemente buena . No ha habido en los 69 días episodios que sugieran que podría haber problemas a la salida».

«Así que mi impresión es que el todo se va a resolver muy bien y que este rescate pasará a la historia de cómo se debe llevar a cabo un rescate exitosamente», afirma el experto.

Fuente: BBC Mundo. 12 de Octubre de 2010

www.psicologo-valencia.es

¿Nos estafan las empresas que hacen las pruebas psicotécnicas para la renovación del permiso de conducir?

                    No digo que todas las empresas que se dedican a ello lo hagan pero muchas de ellas no cumplen con las normas profesionales y de rigor exigibles para la correcta evaluación de las capacidades físicas y psicológicas necesarias para la conducción. En la ciudad de Valencia, concretamente en la calle donde se encuentra la jefatura de tráfico, se le «ofrecen» al viandante variadas y atractivas señoritas con pulcra bata blanca que «motivan» al personal a entrar a determinada/s empresas de evaluación psicotécnica. Esto me hace pensar que no es más que un negocio y que a más clientes, mayores beneficios….me hace pensar también en que tanto empeño «comercializador» incide negativamente en la calidad del servicio que se presta y por tanto (no diré que es malo) podría ser mejor. Hace poco me tocó renovarme el carnet de conducir (acudí a una clínica que también oferece estos servicios…por cierto al poco tiempo la vi cerrada….) y la verdad es que me liquidaron en cinco minutos: me midieron la audición, la vista, me pasaron las bolitas rojas que se salen del carril si no coordinas con las dos manos y ¡alehop!….¡el siguienteeeee!. Y ni más reconocimientos, ni más preguntas, ni más tests, ni más nada. Menos mal, llevaba prisa (como siempre). «Felix qui potuit rerum cognoscere causas».

                                                                 Javier Brotons.

                                                                                   www.psicologo-valencia.es