MISOFONIA

Técnicamente la misifonia es hipersensibilidad a sonidos específicos y básicamente produce en quien la padece un disgusto más o menos extremo provocado por los sonidos que producen los demás. No solamente se manifiesta como enojo, sino que incluye miedo, pánico, terror o angustia y por lo general es dirigido hacia actividades como el comer, sorber, hacer gárgaras o masticar chicle, aunque en realidad el abanico de sonidos es sumamente amplio. Es bastante común en personas que padecen  inmisiones de sonidos en sus domicilios particulares y en mayor cuantía los que se producen por la noche con un fondo bajo; estos sonidos suelen ser producidos por hornos u otras actividades nocturnas, provocando un gran malestar psicológico y físico a las personas que los discriminan de forma acusada. 

No se trata, como podría pensarse, de una fobia (cuyo origen es psicológico), sino de una condición neurológica cuya aparición es al final de la infancia y que se agrava con el tiempo, provocando conductas en los pacientes que van desde la evitación de situaciones donde saben se verán expuestos a estos estímulos (como comer con otras personas) hasta francos accesos de ira que pueden terminar en una riña o el paulatino aislamiento social.

Siendo una enfermedad recientemente reconocida como tal (apareció en los libros apenas en el 2010), se sabe poco respecto a ella y no existen, hasta el momento, tratamientos eficaces. Pero sí se ha encontrado una relación con el estrés que produce la discriminación del sonido molesto  y en ese sentido la psicoterapia para el control del estrés puede resultar eficaz para paliar la misofonia.

                                        Tratamiento psicológico para paliar la misofonia:

                                                                            www.psicologo-valencia.es

                                                                             www.psicologo-castellon.com

 

DEPENDENCIA EMOCIONAL

          Algunas personas poseen una forma particular de establecer sus vínculos afectivos. Se caracterizan por tener una imperiosa necesidad de asegurar la relación con la persona elegida y con un intenso temor a ser abandonadas.Tienen una apego excesivo, con actitudes de admiración, sumisión y por lo tanto de una “dependencia emocional exagerada”, necesitan confirmar permanentemente que al otro le importan, que los eligen. Son personas con un notable déficit en su autoestima. Llegan incluso a distorsionar su autovaloración ignorando sus valores positivos y maximizando los negativos. Como contrapartida sobrevaloran e idealizan a su pareja.
Generalmente eligen personas narcisistas, despectivas y egoístas, lo que retroalimenta su temor y desvalorización, ya que este tipo de personas suelen manipular a “aquellos que se someten al poder de sus encantos”, sólo se aman a sí mismos. Pero contrariamente a lo que podría creerse, el que posee dependencia emocional tampoco ama, sino que sólo le importa asegurarse que no va a ser bandonado. Es decir que no establece un intercambio de afecto. Pero, ¿cuáles pueden ser las causas de la dependencia emocional? Seguramente nos tenemos que remitir a la historia afectiva primaria. Estas personas no pueden quererse ni respetarse, debido a que no han sido queridos ni valorados adecuadamente por las personas significativas de su infancia. Tuvieron vínculos distantes y sobre todo ambivalentes donde si bien no han sido abandonados, tampoco fueron confirmados. Existe un momento en el crecimiento del niño normal en el que es el motivo de orgullo de sus padres: “His majesty the baby (su majestad el bebé, al decir de Freud). Sus logros son reconocidos y festejados. Es a través de ese espejo que devuelven los padres, que se va construyendo la estima. Se internaliza esos padres que sostienen y alientan (en las primeras etapas del recién nacido es fundamental en este sentido la función de la madre). Esto le va a otorgar la “capacidad para estar sólo”. En las personas dependientes emocionales hubo «VACÍOS» en esa etapa: “el otro valorado tiene que estar siempre allí para sostener su imagen”. A lo largo de la vida asumen posiciones y eligen relaciones que los mantienen y confirman en ese lugar.

                        Tratamiento psicológico de la dependencia emocional en Valencia y Castellón:

                                                                                          www.psicologo-valencia.es

                                                                                          www.psicologo-castellon.com

 

ADICCION AL JUEGO (consecuencias de la ludopatía)

                                               CONSECUENCIAS DEL JUEGO PATOLÓGICO.

              En el presente artículo se van a describir de forma concisa las consecuencias que tiene el juego patológico (adicción al juego) para la persona que lo padece en la fase denominada de “desesperación” (una vez atravesadas las fases de “ganancia” –fase en la que la expectativa de ganancia es alta, bajo una “mínima” inversión de dinero y la fase de “pérdida”-fase en la que se invierte cada vez más cantidad de dinero para ganar o recuperar lo perdido-). En esta fase de “desesperación” se invierte cada vez más cantidad de dinero y aumentan los problemas económicos, de endeudamiento, los problemas personales, problemas familiares y de relación social.

Area personal.

La persona empieza a sentirse muy mal por todo el dinero malgastado, intenta ocultar el problema y se aísla de los demás. Se siente incapaz de recuperar la vida que llevaba anteriormente. Es habitual que se sienta ansioso, deprimido y con un pobre concepto de sí mismo lo que le lleva “paradójicamente” a seguir jugando.  

Area económica.

Las deudas se van acumulando progresivamente, con los amigos, con familiares de “confianza”, con terceras personas (conocidas o referenciadas por conocidos), con prestamistas, usureros, con préstamos bancarios, pudiendo llegar a situaciones bastante graves e incluso situaciones que pueden implicar un peligro “físico” para la persona.

Area laboral.

Comienzan los problemas laborales: retrasos por tener que estar jugando o desarrollando actividades relacionadas con la conducta de juego (por ejemplo, buscando recursos para seguir jugando), bajo rendimiento por falta de concentración, la falta de motivación, el absentismo y con bastante frecuencia se  pasa por situaciones disciplinarias hasta incluso llegar a  producirse el despido (teniendo en cuenta que de forma procedente).

Area familiar.

Es posible que al principio la familia intente ayudar a la persona con problemas de juego patológico, pero si ésta sigue negando el problema es probable que cejen en sus intentos y los conflictos y discusiones aumenten. Se dan con frecuencia las separaciones y los divorcios amén de rupturas familiares (con padres y hermanos).  – Area social.

Se van perdiendo  las amistades a las que se ha acudido para conseguir dinero y a las cuales ya no se les puede devolver (estas amistades acaban teniendo la sensación de engaño y presionan o acaban evitando a la persona). El ludópata se siente cada vez más aislado, solo, triste y deprimido.

– Area legal.

No es raro que estas personas bajo la “desesperación” cometan hurtos, robos, falsificación de cheques u otras conductas delictivas que no hacen más que complicar su ya delicada situación y acarrean consecuencias legales que además tiene consecuencias directas también en su entorno familiar, social y laboral.

                                      Javier Brotons. Psicólogo Col.CV03246.

                              Tel: 600 44 00 04. / Javier@psicologo-valencia.es

                                               www.psicologo-castellon.es

                                        Tratamiento de la adicción al juego.

PSICOLOGOS EN VALENCIA

 Psicoterapeuta colegiado con más de 18 años de experiencia. Especialista en el tratamiento de trastornos de ansiedad, depresión, adicciones y crisis personales y de pareja. Terapia individual, de pareja y formación de grupos de terapia. Consulta en el centro de Valencia y Castellón. Profesor de psicología en la Universidad. Experto en entrenamiento en habilidades sociales y sertividad.                          

 Javier Brotons. Col.CV.03246. Tel. 600 44 00 04.  javier@psicologo-valencia.es

                         

                                     Psicoterapia en Valencia: www.psicologo-valencia.es

                                     Psicoterapia en Castellón: www.psicologo-valencia.com

                                     Terapia de pareja: www.psicologo-valencia.info

PSICOLOGOS VALENCIA

Psicólogo terapeuta colegiado con más de 18 años de experiencia. Especialista en el tratamiento de trastornos de ansiedad, depresión, adicciones y crisis personales y de pareja. Terapia individual, de pareja y formación de grupos de terapia. Consulta en el centro de Valencia y Castellón. Profesor de psicología en la Universidad. Experto en entrenamiento en habilidades sociales y sertividad.                           Javier Brotons. Col.CV.03246. Tel. 600 44 00 04.  javier@psicologo-valencia.es

                         

                                     Psicoterapia en Valencia: www.psicologo-valencia.es

                                     Psicoterapia en Castellón: www.psicologo-valencia.com

                                     Terapia de pareja: www.psicologo-valencia.info

TERAPIA DE GRUPO LUDOPATIA (adicción al juego) VALENCIA

TERAPIA DE GRUPO PARA AFRONTAR LA LUDOPATÍA EN VALENCIA.

                      -Inicio: finales de marzo de 2013.

                     – Días: viernes por la tarde.

                     – Duración de las sesiones: hora y media.

                     – Horario: de 5,30 a 7 p.m.

                     – Máximo de participantes: 10 personas por sesión.

                     – Frecuencia: semanal.

                     – Precio: 25 euros.

                     – Lugar: barrio del Carmen en Valencia.

                               Para más información o solicitar la inscripción:

                                         – Enviar e-mail:  javier@psicologo-valencia.es

                                         – Llamando al teléfono: 600440004 (Javier).

                                                   www.psicologo-valencia.es

 

Psicoterapia Valencia

 Psicoterapeuta colegiado con más de 18 años de experiencia. Especialista en el tratamiento de trastornos de ansiedad, depresión, adicciones y crisis personales y de pareja. Terapia individual, de pareja y formación de grupos de terapia. Consulta en el centro de Valencia y Castellón. Profesor de psicología en la Universidad. Experto en entrenamiento en habilidades sociales y sertividad.                          

                       Javier Brotons. Col.CV.03246. Tel. 600 44 00 04.  javier@psicologo-valencia.es

                         

                                     Psicoterapia en Valencia: www.psicologo-valencia.es

                                     Psicoterapia en Castellón: www.psicologo-valencia.com

                                     Terapia de pareja: www.psicologo-valencia.info

PSICOTERAPEUTA VALENCIA

               Psicoterapeuta colegiado con más de 18 años de experiencia. Especialista en el tratamiento de trastornos de ansiedad, depresión, adicciones y crisis personales y de pareja. Terapia individual, de pareja y formación de grupos de terapia. Consulta en el centro de Valencia y Castellón. Profesor de psicología en la Universidad. Experto en entrenamiento en habilidades sociales y sertividad.

                           Javier Brotons. Col.CV.03246. Tel. 600 44 00 04.  javier@psicologo-valencia.es

                         

                                     Psicoterapia en Valencia: www.psicologo-valencia.es

                                     Psicoterapia en Castellón: www.psicologo-valencia.com

                                     Terapia de pareja: www.psicologo-valencia.info

PSICOLOGIA VALENCIA

 PSICOTERAPEUTA colegiado  desde 1992 y especialista en el tratamiento de trastornos de ansiedad, depresión, crisis personales y de pareja y problemas de identidad sexual. TERAPIA INDIVIDUAL, TERAPIA DE PAREJA y TERAPIA DE GRUPO. Desplazamientos a domicilio y atención de urgencias. Consulta en Castellón y Valencia.

                Para más información: TEL. 600440004.

                                                      www.psicologo-valencia.es

                                                      www.psicologo-castellon.com

                                terapia de pareja: www.psicologo-valencia.info

                                                

ADICCION AL MOVIL

Tras la reciente expansión indiscriminada del teléfono móvil y coincidiendo con su generalización por parte de la población general, se ha observado que ciertas personas adoptan determinadas conductas de uso compulsivo, que consisten en pasar todo le día conectados al móvil, llamando a amigos, conocidos, clientes y socios empresariales. Aunque la justificación más común es la de permanecer en contacto con ellos por motivos recreativos o laborales, se ha observado en algunos de éstos usuarios abusivos, la posible existencia de conflictos subyacentes como el temor a estar solos, la necesidad de satisfacer dependencias inconscientes o enmendar deseos hostiles hacia un ser querido ( Kaplan H & Sadock B, 2008). A pesar de que la adicción al móvil aún no está contemplada en los manuales actuales (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales o DSM–IV), el cuadro ya ha sido incorporado de forma oficial como una forma de adicción no química, en la reedición actualizada de algunos tratados profesionales de psicopatología (J.Vallejo Ruiloba, C.Leal Cercós, (2004). En éste caso, la adicción al teléfono ha sido descrita como un «hablar sin objetivo»,  realizada como una necesidad interna irresistible, ejercida sin una verdadera obligación comunicacional a pesar del gasto desmedido que representa para la economía. Su incidencia es mayor en el sexo femenino y aparece en personas con sentimientos de vacío o desatención con intenso aislamiento social. Se ha señalado también, que la privación del teléfono es capaz de desencadenar un verdadero síndrome de abstinencia (ansiedad, inquietud, irritabilidad) que suele desaparecer tras la recuperación del acceso al teléfono. Una subvariante de la adicción telefónica, es aquella que afecta a ciertos varones jóvenes trabajadores de nivel sociocultural medio-alto. En éste caso, la adicción al móvil coincide con la aparición de las misma sintomatología de abstinencia, pero suele asociarse a otras conductas compulsivas como la adicción al trabajo.

            Tratamiento psicológico de la adicción al móvil:

                                                       www.psicologo-castellon.es