INSOMNIO

Se considera insomnio  cuando el sueño escasea más de dos o tres veces por semana. Lo causa el estrés, la ansiedad y la depresión o incluso trastornos físicos. Provoca desgaste físico e intelectual, cansancio mental y cambios en el carácter.

El insomnio no es una enfermedad, sino el síntoma de un problema mayor, el estrés u otros que afectan psicológica y físicamente, Es un trastorno en la capacidad de conciliar el sueño biológico normal y se manifiesta en tres tipos: cuando un individuo tiene problemas para empezar a soñar, cuando está soñando, despierta y debe pasar largo tiempo para volver a dormir y el que despierta muy temprano y no puede volver a dormir. Montalvo aclara que para que el insomnio sea tal debe costar dormir por lo menos dos, tres o más veces a la semana.

“El cuerpo tiene alta tolerancia a perder horas de sueño. No porque un día se deje de dormir dos o tres horas, la persona va a estar cansada. Cuando eso se repite muchas veces durante la semana, sí tiene consecuencias”. Las secuelas del insomnio son notorias, sobreviene el desgaste físico e intelectual, no se puede cumplir con las funciones laborales al cien por cien, cambia el carácter y se produce cansancio mental.

Las causas psicológicas son tres: el estrés, la ansiedad y la depresión. La ansiedad es la principal y “se da en personas obsesivas, que les gusta la perfección y están pensando en qué van a hacer mañana, inconscientemente no quieren bajar la guardia”.

                  Tratamiento psicológico del insomnio: www.psicologo-valencia.es  

SINDROME DE ULISES

Entre el 15% y el 20% de los inmigrantes que visitan los servicios de salud mental en España no padecen ninguna enfermedad sino lo que se ha denominado «Síndrome de Ulises», que no debe ser confundido con una depresión ni con ningún tipo de enfermedad mental, sino como una manifestación específica de estrés crónico múltiple.

Las peores condiciones de trabajo, nuevas leyes que dificultan el reagrupamiento familiar y los impedimentos que encuentran los inmigrantes no legalizados para llevar una vida social normal hacen que el Síndrome de Ulises este cada día más presente. Es importante no patologizar ni medicalizar esos casos, sino buscar la forma de proporcionarles apoyo emocional, psicológico, psico-educativo y asesoramiento jurídico.

Entre el15-20% de personas, fundamentalmente inmigrantes «sin papeles», es tratada en muchas ocasiones como enfermos y medicada en consecuencia cuando lo que precisa es una acción psicosocial, que le ayude a hacer frente a la situación de dificultad extrema en la que se encuentra. Tratarlos como enfermos es inadecuado, provoca un gasto innecesario para el sistema y no les ayuda a mejorar su estado. (Fuente: elpais.com).

                                  Tratamiento psicosocial para el sídrome de Ulises.

                                            www.psicologo-valencia.es  mail: javier@psicologo-valencia.es

                         

               

COMPRA COMPULSIVA EN NAVIDAD

Además de llenar nuestros armarios con compras innnecasarias y vaciar el monedero, las compras compulsivas acarrean otra serie de consecuencias para las que no siempre estamos preparados. Así, el no poder regalar a familiares y amigos lo que desean puede suponer para el individuo un motivo de tristeza tan importante que no es difícil que pronto aparezca un gran sentimiento de frustración. Los psicólogos advertimos de que esta circunstancia afecta sobre todo a las personas más vulnerables y con una situación económica modesta, para los que ocupar y mantener un buen estatus social es fundamental.

El ansia por comprar puede jugarnos malas pasadas. Lo que empieza siendo un placer se convierte en una auténtica pesadilla cuando se hace compulsiva y nos lleva a endeudarnos. Para conseguir paliar sus devastadoras consecuencias, se impone un cambio de hábitos. Un cambio de los comportamientos habituales que van más allá de una mera declaración de intenciones.

Aunque en nuestra sociedad actual el comprar por el placer de comprar es algo habitual, los psicólogos coinciden en afirmar que se trata de una patología que muchas veces esconde desórdenes del comportamiento: una personalidad caprichosa, baja autoestima, ansiedad, deseos de ser admirados, envidiados y deseados, de mejorar socialmente.Según el Informe Europeo sobre adicción al Consumo, una tercera parte de los ciudadanos de la UE tiene serios problemas de autocontrol y entre el 1 y el 5 por ciento, son adictos a las compras. Lo que en un principio parece ser un acto voluntario y sin consecuencias graves, puede crear situaciones conflictivas: endeudamiento, ruptura del equilibrio personal y familiar, crisis de pánico. E incluso, llegar aún más lejos, si quedamos atrapados en esta conducta repetitiva y terminamos creando una auténtica adicción.

   Psicoterapia para el control del impulso de compra:

                       www.psicologo-castellon.es   mail: javier@psicologo-valencia.es

ESTRÉS NAVIDEÑO

Las fiestas navideñas traen mucho más que regalos y buena compañía. También están cargadas de estrés y a veces, de ansiedad.

Las fiestas navideñas traen mucho más que regalos y buena compañía. También están cargadas de estrés y a veces, de ansiedad.
Varios factores pueden contribuir: la presión por comprar regalos, las mil y una invitaciones o la falta de estas, cumplir con todos los amigos y familiares y claro, estar lejos de los seres queridos. Así que el panorama que debería ser de celebraciones felices, puede teñirse de un poco de depresión y estrés.

¿Qué hace que puedas estresarte durante estas fiestas?. Especialistas de la Universidad de Harvard encontraron que los recuerdos de la infancia vuelven en esta época del año y esto puede ser agridulce, dependiendo de las experiencias que se hayan tenido.

Además, en esta época del año puede que tengas que encontratte con esos familiares a los que evita todo el año porque no se llevar muy bien. También puede ser que te deprimas porque sientes que todo está igual que la navidad anterior: la misma comida, los mismos familiares, los mismos chistes y hasta los mismos regalos.

Y por último, en esta época oscurece más temprano. Si sientes que la ansiedad te afecta demasiado, consulta a un especialista que puede darte las pautas adecuadas para «sobrellevarlas» sin excesivo estrés.

                     Entrenamiento para afrontar el estrés navideño:

                                      www.psicologo-valencia.es      mail: javier@psicologo-valencia.es

 

ANSIEDAD SOCIAL EN NAVIDAD

Las fiestas son motivo de alegría para la mayoría. Pero para otros, una amenaza que se acrecienta a medida que se aproximan…

Ya estamos en pleno tiempo de descuento para los eventos de fin de año. Como es sabido, el fin de año conlleva muchas situaciones sociales difíciles de evitar para quienes sufren ansiedad social o el estar solos en vacaciones.

El principal problema que deben enfrentar son los eventos sociales y familiares que se presentan en esta conflictiva época del año.

Tanto en las fiestas sociales relacionadas con el ámbito laboral, las formales como casamientos, o hasta las tradicionales celebraciones familiares de Navidad y Año Nuevo, la Ansiedad Social puede potenciarse en aquellas personas proclives a contraerla.

En los últimos años se ha registrado un considerable aumento de pacientes que padecen estos trastornos y que es común que a fin de año tiendan a intensificarse.
 “Las personas en las que se presenta este cuadro, sufren por anticipado dichos encuentros pensando en la fiesta desde muchos meses antes; se preguntan quien irá, dónde y con quién me sentaré, qué tema van a tocar, qué tipo de iluminación habrá; si quedarán o no expuestos, entre muchas otras cuestiones«. «necesitan tener extremo control sobre las situaciones sociales, ya que temen hacer el ridículo, ser rechazados, aburridos, poco atractivos, o quedar en un incómodo silencio, al cual no saben cómo hacer frente. Lo peor, temen que todos sus síntomas se evidencien, y queden expuestos haciéndolos quedar más en ridículo aún”.

                            Terapia para afrontar la ansiedad social:

                                              www.psicologo-valencia.es       mail: javier@psicologo-valencia.es
 

INFIDELIDAD TERAPIA PAREJA

Ser infiel es una decisión individual. Cada quien tiene la capacidad de decidir si es infiel o no.

Se han identificado algunos factores que dan una idea de lo que sucede para que se complete el proceso de infidelidad.

La comunicación es uno de los primeros elementos que se pueden identificar. Por ejemplo, cuando la rutina se vuelve tan absorbente y deja de haber comunicación en la pareja, y no se comentan inquietudes o molestias entre la pareja, es posible que alguno de los dos encuentre en un tercero cómo llenar ese hueco que se generó al interior de la pareja.

En otros casos, la convivencia con alguna persona fuera del matrimonio se vuelve tan intensa y emocional, que se vive un verdadero proceso de enamoramiento, rompiendo la relación del matrimonio desde su raíz.

Son contadas las personas que verdaderamente padecen alguna incapacidad que les permita comprometerse con una sola pareja. Su necesidad por llenar algún vacío, o satisfacer alguna compulsión, es tan intensa que verdaderamente no puede contenerse. Pero estos son los menos.

O existen quienes viven alguna experiencia de infidelidad por simple y mera curiosidad. Simple y mera atracción física y curiosidad. Lo que popularmente se conoce como “una canita al aire”, o también como “una aventura”. Ahora que esto no le resta gravedad, siendo que quien fue infiel alivia su culpa justificándose con ideas como que “solo fue una noche”, “solo fue una vez”, “solo fue por curiosidad”, y con esto evade su responsabilidad. Al menos eso intenta, y eso cree.

Lo que es un hecho, es que cuando la infidelidad se presenta en la pareja, el integrante de la pareja al que le fueron infiel vive un proceso que puede dañar su autoestima, su seguridad, su confianza en si mismo. La terapia puede ayudarle.

Terapia individual y de pareja para superar la infidelidad:

                           www.psicologo.valencia.info

 

IRRITABILIDAD

la irritabilidad es la disposición psicológica a reaccionar de manera automática, acelerada y excesiva ante un estímulo o un tipo de estímulo determinado. Este estilo de respuesta sobredimensionada, automática y presurosa, suele meternos en muchos problemas, pues nos lleva a “disparar primero y averiguar después”, a responder en momentos y de maneras inadecuadas, en las que se evidencian el resentimiento, la frustración y la rabia. El resentimiento implica malestar retenido que emerge súbitamente; la frustración se refiere a malestar por no lograr lo que se esperaba, y la rabia, se traduce aquí como una respuesta intensa y defensiva ante la idea de que se estaría cometiendo con nosotros alguna injusticia o que nuestro espacio privado está siendo invadido sin autorización nuestra.La irritabilidad tiene efectos negativos: daña la salud, afecta las relaciones y limita la productividad. Afecta la salud, por cuanto la persona es susceptible a muchos estímulos que percibe como “amenazantes”. El lado reactivo de la irritabilidad le impide a quien la padece, experimentar calma o relajarse, lo que a mediano y largo plazo tiende a promover alteraciones frecuentes del sistema nervioso, que pueden desembocar en trastornos de ansiedad y depresión.

En cuanto a las relaciones, no es muy atractivo compartir con personas demasiado susceptibles y predispuestas, que se disgustan con facilidad, pues tienen expectativas altas que pocos pueden satisfacer. Esta tenencia mental y emocional, afecta la capacidad de disfrutar de la vida y de las relaciones, y se extiende a prácticamente todos los vínculos.

La relación entre la irritabilidad y la productividad no parece obvia pero existe y puede evidenciarse. Si bien es cierto que las personas irritables pueden ser detallistas y perfeccionistas, lo es también el hecho de que la predisposición permanente bloquea su creatividad, la rigidez mental les hace perder de vista otros ángulos, y la conflictividad que generan a su paso, les reduce el apoyo de otros. Acerca de sus causas, la irritabilidad puede obedecer a una tendencia biológica innata del temperamento, o puede aprenderse por imitación, o como respuesta condicionada (adquirida) por experiencias de frustración que hacen a la persona actuar hiper-vigilante, sensible y precavida, y le inducen a la desconfianza y a las interpretaciones anticipatorias negativas (“no va a funcionar”), defensivas (“a mí no me van a hacer esto”), generalizadoras (“siempre pasa lo mismo”), etc. Pensamientos limitantes, pues, que impiden o bloquean bienestar y éxito.

Este estilo comportamental es muy negativo, aunque por fortuna puede ser superado, siempre que se acepte que hay tendencia irritable, que produce efectos limitantes, y que se desea cambiar positivamente. Fuente: gestiopolis.com

                                         Tratamiento psicológico de la irritabilidad:

                                                    Javier Brotons. Psicólogo col.03246. Tel: 600 44 00 04.

                                                              www.psicologo-valencia.es

                                                              www.psicologo-castellon.com

ANDROPAUSIA

La andropausia (pausia, del griego, cesación, corte) o menopausia masculina, es el proceso por el cual las capacidades sexuales del hombre merman con la edad, entre otras funciones orgánicas, resultado de los bajos niveles de testosterona en el organismo.

Al igual que la mujer tiene su climaterio (la menopausia) por el cual no puede tener más descendencia, el hombre va perdiendo potencia sexual, pero sin ciclos tan marcados ni pérdidas tan significativas. La actividad sexual del hombre no está marcada por períodos regulares como en el caso de la mujer, pudiendo tener hijos en cualquier momento por la producción de espermatozoides. Tampoco presenta un punto límite preciso. Un hombre puede tener la capacidad de procrear hasta muy avanzada edad. En algunos hombres esta función puede mantenerse hasta pasados los 70 años e incluso no perderse, dependiendo de cada caso.

Además de la disminución natural de los niveles de testosterona debida a la edad, puede producirse en los varones que han sufrido una orquidectomía (p.e. por causa de un cáncer de testículo). Aun cuando un solo testículo es normalmente suficiente para mantener los niveles normales de testosterona, alrededor de un 10% de estos pacientes presentan niveles disminuidos. Y obviamente ocurre en el 100% de los varones que pierden ambos testículos.

En muchos casos los hombres no se dan cuenta de su estado pero es obvio que ese nivel de testosterona está disminuyendo a nivel del transcurrir del tiempo ya que los síntomas se pueden asociar a estados normales de estrés. El hecho no es tan común como el de la mujer pero es allí en donde el hombre experimenta una disminución en su potencia sexual.

                 Tratamiento consecuencias psicológicas de la andropausia.

                               Javier Brotons. Psicólogo col.03246. tel: 600 44 00 04.

                                          www.psicologo-valencia.es

TERAPIA DE PAREJA: PSICOLOGO VALENCIA.

Este tipo de terapias se centra en el análisis de los conflictos y problemas cotidianos que sufren todas las parejas, que si perduran a lo largo del tiempo, pueden llevar a un problema mayor como sería: la ruptura de la pareja.

En la terapia de pareja se trabaja sobre estos conflictos, cómo aparecen y cómo se mantienen en la pareja, planteando soluciones para modificar las conductas que generan los conflictos en la relación.

Factores que contribuyen a la aparición del conflicto:

– Déficit de habilidades en la comunicación, de resolución de problemas, sexuales, etc.
– Problemas por parte de la pareja en el control de acontecimientos importantes, como por ejemplo el nacimiento de un hijo.
– Cambios en el entorno, tales como cambios en el trabajo, en el círculo social, aparición de un posible amante.
– Preferencias discrepantes respecto al grado de intimidad deseado.

La terapia de parejas ofrece soluciones para las siguientes dificultades:

– Insatisfacción general con la pareja.
– Falta de comunicación.
– Dificultad en la solución de problemas.
– Agresividad y violencia en la pareja.
– Desacuerdos financieros.
– Insatisfacción sexual.
– Problemas con la familia de origen.
– Problemas en el manejo y la crianza de los hijos.

Para más información:

                          Javier Brotons. Psicólogo col.CV03246. Tel: 600440004

                                     www.psicologo-valencia.info

ABORTO (consecuencias psicológicas)

El más común de los síntomas (en caso de aborto traumático) es el síndrome post aborto, este consta de sentimientos de culpabilidad, una gran angustia, depresión profunda, disminuye la autoestima, se padecen trastorno de sueño, y hasta se pueden llegar a contraer diferentes patologías como la neurosis, tendencias suicidas, recuerdos de las imágenes del bebé abortado y dolor ante la presencia de embarazadas, bebes, niños y al llegar la fecha en que hubiese nacido.

En definitiva el conjunto de consecuencias psicológicas que sufren las mujeres después de haberse producido un aborto traumático (las causas son diversas: un accidente, un aborto espontáneo e inesperado…) son trastornos de sueño, de alimentación, fatiga, falta de capacidad laboral, nauseas, vómitos, frigidez, llantos, culpa, se siente la perdida profundamente, incomplacencia, sentimiento de duelo, perdida de la confianza, conductas autodestructivas, temblores, ataques, pesadillas relacionadas al tema, bronca, desesperanza, desamparo, inapetencia sexual y crisis de pareja, fracaso entre otras y en la gran mayoría de los casos no se informa correctamente ni de las consecuencias físicas ni psicológicas antes de realizar el aborto.

                   Tratamiento de las consecuencias psicológicas del aborto:

                                           www.psicologo-valencia.es

                                           www.psicologo-castellon.com