INSOMNIO

Se considera insomnio  cuando el sueño escasea más de dos o tres veces por semana. Lo causa el estrés, la ansiedad y la depresión o incluso trastornos físicos. Provoca desgaste físico e intelectual, cansancio mental y cambios en el carácter.

El insomnio no es una enfermedad, sino el síntoma de un problema mayor, el estrés u otros que afectan psicológica y físicamente, Es un trastorno en la capacidad de conciliar el sueño biológico normal y se manifiesta en tres tipos: cuando un individuo tiene problemas para empezar a soñar, cuando está soñando, despierta y debe pasar largo tiempo para volver a dormir y el que despierta muy temprano y no puede volver a dormir. Montalvo aclara que para que el insomnio sea tal debe costar dormir por lo menos dos, tres o más veces a la semana.

“El cuerpo tiene alta tolerancia a perder horas de sueño. No porque un día se deje de dormir dos o tres horas, la persona va a estar cansada. Cuando eso se repite muchas veces durante la semana, sí tiene consecuencias”. Las secuelas del insomnio son notorias, sobreviene el desgaste físico e intelectual, no se puede cumplir con las funciones laborales al cien por cien, cambia el carácter y se produce cansancio mental.

Las causas psicológicas son tres: el estrés, la ansiedad y la depresión. La ansiedad es la principal y “se da en personas obsesivas, que les gusta la perfección y están pensando en qué van a hacer mañana, inconscientemente no quieren bajar la guardia”.

                  Tratamiento psicológico del insomnio: www.psicologo-valencia.es  

Deja un comentario