Desrealización.

La desrealización consiste en la sensación de extrañeza del mundo exterior. La gente, los objetos y el mundo a su alrededor le resulta artificial, lejano, extraño, como si no fueran del todo reales.

Las personas que padecen este síntoma lo describen a menudo como si estuvieran en un sueño, como si las cosas que ven tuvieran un velo o una nube a su alrededor, los objetos parecen artificiales; saben que están ahí y que son reales, pero simplemente no lo parecen.

Suelen describir el mundo exterior como carente de viveza o expresión emocional. Por ejemplo, la respuesta emocional de esta persona al ver a sus seres queridos puede estar muy reducida. Los lugares familiares resultan extraños, irreales. La orientación espacial puede sentirse también diferente, como si los objetos hubieran perdido las relaciones entre ellos.

Al igual que la despersonalización, puede ser una consecuencia pasajera de un estrés o ansiedad elevados o formar parte de otros trastornos como depresión clínica, trastornos de ansiedad, trastorno límite de la personalidad, trastorno bipolar, privación de sueño o migrañas. Cuando se da de forma crónica puede tratarse de un trastorno disociativo llamado trastorno de despersonalizació
La persona que experimenta desrealización se siente preocupada, le cuesta aceptar que puede ser simplemente una consecuencia de la ansiedad y puede tener miedo de que le pase algo grave, lo cual acaba produciendo más ansiedad que hace empeorar la desrealización.

Tratamiento psicológico para la desrealización en Valencia y Castellón:

www.psicologo-valencia.es / javier@psicologo-valencia.es / Tel: 600440004.

Deja un comentario