Suicidio por hipoteca.

La crisis económica ha provocado un enorme estrés en muchas personas. Los temores de tener que afrontar un embargo hipotecario, de no ser capaz de mantener a la familia, o de que se afecte el futuro de la misma, se han convertido en preocupaciones recurrentes para muchos ciudadanos. La pérdida del desempeño de un papel tan tradicional como el de sostén financiero familiar, puede provocar que muchas personas sean vulnerables a la depresión extrema. Sin embargo, hasta las peores crisis son controlables, y cualquier pensamiento suicida es una señal seria de alerta con referencia a la necesidad de ayuda profesional. Muchas personas se sienten impotentes cuando enfrentan una crisis aparentemente insuperable, y recurren al suicidio para aliviar su dolor. Pero si buscamos y obtenemos ayuda, podremos sobrevivir en estos tiempos difíciles.

Se puede encontrar ayuda en la web de la PAH (plataforma de afectados por la hipopeca): www.afectadosporlahipoteca.wordpress.com

www.psicologo-valencia.es

Deja un comentario