Trastorno obsesivo compulsivo (toc),tratamiento en Valencia.

 

El Trastorno Obsesivo Compulsivo, (Toc), es una trastorno de ansiedad.
La persona que lo padece, sufre obsesiones y compulsiones. (En ocasiones, un Toc sólo produce obsesiones, en otras, sólo compulsiones, aunque generalmente, se presentan ambas).

 Las obsesiones son ideas o imágenes negativas que se repiten en la mente del afectado de forma involuntaria y éstas, no se reducen a preocupaciones o problemas que surgen en la vida real.

Las compulsiones son comportamientos determinados que realiza el paciente intentando aliviar ansiedad.

Generalmente, las compulsiones se llevan a cabo para reducir la propia ansiedad que provoca la aparición de las obsesiones, aunque, hay veces, en las que aparecen compulsiones en ausencia de obsesiones, (como una especie de acto reflejo, es decir: la persona no es capaz de racionalizar el motivo por el que las realiza).
Cuando las compulsiones se repiten o las originarias dan lugar a otras nuevas, la realización de las mismas recibe el nombre de ritual.
Una alternativa a la compulsión, son las rumiaciones. Estas consisten en analizar la obsesión intentando descifrar si existe algún componente de realidad en ella.

Las obsesiones y las compulsiones, (incluidas las rumiaciones), producen un fuerte malestar en el afectado.
Las primeras, generan incertidumbre, desasosiego, culpabilidad, temor…Las segundas, interfieren en la rutina del paciente y le roban gran parte de su tiempo, (también, repercuten en su vida social y académica o laboral).
Tanto las obsesiones como la realización de las compulsiones, producen una fuerte ansiedad.
(Así pues, el Toc es un trastorno que origina la propia ansiedad y que, a su vez, genera más ansiedad: se retro alimenta).

Tratamiento del toc en Valencia:

www.psicologo-valencia.es

Tratamiento ansiedad crónica en Valencia.

 

La ansiedad es una reacción normal frente a diversas situaciones de la vida. No obstante,

cuando se presenta en forma excesiva o crónica constituye una enfermedad que puede

desorganizar la vida de las personas.

Se la entiende como una respuesta del organismo ante a una situación que se interpreta

como peligrosa. Frente a una amenaza nuestro cuerpo reacciona automáticamente

activando ciertas áreas cerebrales que terminan activando al sistema nervioso simpático,

lo que da como resultado los síntomas ansiosos. Una cuota de ansiedad es necesaria

incluso para poder afrontar desafíos y emprendimientos. Por ejemplo es normal que las

personas suframos cierto grado de ansiedad ante un examen o al tener que hablar frente

un público. En contraposición a esto cuando la ansiedad es excesiva y en lugar de facilita

el desempeño de las personas interfiere en algún aspecto de su vida (personal, familiar,

social, laboral o académico) hablamos de ansiedad patológica o de trastornos de ansiedad.


La respuesta ansiosa involucra tres factores:

 

1. Biológico: implica una activación fisiológica caracterizada por dolor u opresión torácica,

palpitaciones, mareos, malestar gastrointestinal, inquietud, sensación de ahogo, sudor,

rubor, hormigueos y temblores, sensación de desmayo o descontrol.

2. Cognitivo: la ansiedad surge a partir de la percepción de un peligro. El factor

determinante no es la existencia del peligro real, sino que la persona crea que esa amenaza

puede suceder.

3. Comportamental: Quien cree estar expuesto a un peligro pondrá en marcha alguna

acción para tratar de evitar que éste ocurra.

 

Tratamiento ansiedad crónica en Valencia:

 

                                                     www.psicologo-valencia.es

 

Ansiedad,tratamiento en valencia.

Todos sentimos ansiedad y estrés de vez en cuando. Hay situaciones que suelen despertar sentimientos de ansiedad como, por ejemplo, cumplir plazos de entrega ajustados, obligaciones sociales importantes o conducir con mucho tránsito. Esta ansiedad leve puede ayudar a mantenerlo alerta y concentrado para enfrentarse a situaciones amenazadoras o difíciles.

Pero las personas que sienten temor extremo y preocupaciones que perduran pueden estar lidiando con trastornos de ansiedad.  La frecuencia e intensidad de este tipo de ansiedad es a menudo debilitante e interfiere con actividades diarias. Sin embargo, con un tratamiento adecuado y eficaz, las personas que tienen trastornos de ansiedad pueden llevar vidas normales.

Tratamiento de la ansiedad en Valencia: www.psicologo-valencia.es

 


Tratamiento del estrés en Valencia

El estrés emocional generalmente ocurre en situaciones que las personas consideran difíciles o desafiantes. Las personas se pueden sentir estresadas en diversas situaciones.

El estrés físico es una reacción física del cuerpo a diversos desencadenantes, como por ejemplo el dolor que se siente después de una cirugía. El estrés físico a menudo lleva al estrés emocional y este último con frecuencia se presenta en la forma de estrés físico (por ejemplo, cólicos estomacales).

El manejo del estrés implica controlar y reducir la tensión que ocurre en situaciones estresantes, haciendo cambios emocionales y físicos. 

EVALUACIÓN DEL ESTRÉS

Actitud: la actitud de un individuo puede influir para que una situación o una emoción sea estresante o no. Una persona con una actitud negativa a menudo reportará más estrés de lo que haría una persona con una actitud positiva.

Alimentación: una dieta deficiente pone al cuerpo en un estado de estrés físico y debilita el sistema inmunitario. Como resultado, una persona puede ser más propensa a contraer infecciones. Una dieta deficiente puede significar la elección de alimentos poco saludables, no comer lo suficiente o no comer en un horario normal.

Esta forma de estrés físico también disminuye la capacidad para hacerle frente al estrés emocional, dado que el hecho de no obtener la nutrición adecuada puede afectar la forma como el cerebro procesa la información.

La actividad física: no realizar suficiente actividad física puede poner al cuerpo en un estado estresante. La actividad física tiene muchos beneficios, entre ellos el fomento de una sensación de bienestar.

Los sistemas de apoyo: casi toda persona necesita de alguien en su vida en quien confiar cuando esté teniendo momentos difíciles. El hecho de tener poco o ningún apoyo hace que las situaciones estresantes sean aún más difíciles de manejar.

 Tratamiento del estrés en Valencia:  www.psicologo-valencia.es

 

 

 

PROBLEMAS DE MEMORIA Y ESTRÉS.

Son ya muchas las investigaciones que han mostrado los efectos perjudiciales del estrés en la salud de las personas, incluyendo los efectos en el funcionamiento cognitivo. Ahora, un nuevo estudio ha descubierto el mecanismo por el que el estrés crónico puede deteriorar la memoria.

El estudio fue publicado en la revista Neuron y proporciona también información acerca de cómo la respuesta ante el estrés puede actuar como desencadenante de diversas enfermedades mentales. Sigue leyendo

ANSIEDAD, DEPRESIÓN Y CRISIS ECONÓMICA.

Estudios recientes hablan del aumento entre un 20 y un 40% de la patología depresiva, la ansiedad, el abuso del alcohol, los trastornos del sueño y la patología psicosomática, durante los últimos años, coincidiendo con la situación de crisis económica. Este incremento, responde al aumento del estrés negativo, un estrés acumulativo que poco a poco va desgastando los mecanismos cerebrales adaptativos.

Este incremento del nivel de estrés se manifiesta de manera distinta según la persona. Pueden ser síntomas cardiovasculares, respiratorios, gastrointestinales, sexuales, neuromusculares y neurovegetativos (como sequedad en la boca, sudoración, zumbido de oídos, mareos, etc.). Asimismo, entre los síntomas somáticos son frecuentes las cefaleas de tensión y todo tipo de dolores, ya que están provocados por una activación anómala de los circuitos cerebrales de la ansiedad y por reacciones de tipo hormonal.

Otros síntomas, que pueden estar ligados al estrés derivado de la situación económica, son somatizaciones como la tensión motora, la incapacidad para relajarse, la inquietud, el temblor, la fatiga o los dolores musculares.

“Por otra parte están los pacientes somatizadores crónicos que suelen hiperfrecuentar los servicios sanitarios. Estas personas presentan síntomas físicos por los que demandan de forma persistente exploraciones clínicas con resultados negativos o que no pueden explicar suficientemente las quejas del paciente”. Esta situación, se ve agravada porque estos pacientes no aceptan y se resisten a la explicación psicológica de sus síntomas, incluso cuando el comienzo guarda relación con el estrés o con un acontecimiento vital adverso.

Tratamiento de problemas psicológicos producidos por la crisis: www.psicologo-valencia.es

Miedo a tener un ataque al corazón

Una persona con desorden de ansiedad padece de ataques de pánico. Son episodios repetidos e inesperados de temor y ansiedad intensos, acompañados por síntomas físicos similares a la respuesta normal del cuerpo al peligro.Si está realmente en peligro (por ejemplo, si se enfrenta a un delincuente que tiene un arma), su cuerpo se prepara para “luchar o huir”. La frecuencia cardíaca aumenta. La sangre se va rápidamente hacia los músculos de los brazos y de las piernas, lo que produce una sensación de temblor o cosquilleo. Es posible que sude y se sonroje, que se sienta muy atemorizado, excitado y muy alerta. Para las personas que tienen un ataque de pánico, estos cambios ocurren incluso aunque no haya ningún peligro. En el momento más crítico de un ataque de pánico, puede haber un sentimiento aterrador de que el ambiente, de algún modo, se ha vuelto irreal o distante. Es posible que la persona se pueda preocupar de que podría morir, tener un ataque cardíaco, podría perder el control o “enloquecer”.

Muchas de las personas que padecen un problema o trastorno de ansiedad (en muchas ocasiones sin saberlo o tenerlo diagnosticado) refieren un miedo muy intenso a “tener” un ataque al corazón o paro cardíaco, pensamiento que anticipa e incrementa los síntomas de la ansiedad. La mayoría de las personas que desarrollan este pensamiento anticipatorio recurren a los servicios médicos apuntando la posibilidad de sufrir un ataque al corazón y una vez realizadas las pruebas pertinentes y descartada esta posiblilidad, han de buscar ayuda psicológica para tratar su problema de ansiedad.

Tratamiento de la ansiedad en Valencia: www.psicologo-valencia.es

Salud mental (día mundial).

El 10 de Octubre Día Mundial de la Salud Mental fue instaurado en 1992 por la OMS (Organización Mundial de la Salud) con el objetivo de incrementar en todo el mundo el conocimiento público sobre las enfermedades mentales, así como la promoción de campañas globales para la educación sobre Salud Mental.

Los DATOS: La depresión es la principal causa de discapacidad a escala mundial. El 33% de los países carece de presupuesto de salud mental. Una de cada cuatro personas sufrirá algún trastorno mental en algún momento de la vida. Cada 40 segundos se suicida una persona. Cuatro quintas partes de las personas con trastornos mentales en los países en desarrollo no reciben tratamiento. Casi el 50% de los trastornos mentales se inician antes de los 14 años de edad. 2,5 millones de muertes provoca cada año el consumo nocivo de alcohol. 50 millones de personas sufren epilepsia.

Atención psicológica en Valencia:  www.psicologo-valencia.es

Miedo a no poder escapar.

 

En primer lugar, tenemos la agorafobia.  La agorafobia es el miedo a los espacios abiertos, a las multitudes y a la dificultad para poder escapar de forma inmediata a un lugar seguro.  La persona que padece agorafobia siente que en los espacios abiertos y/o multitudes  “no está seguro”, “que le sobrevendrá una crisis” o que “no podrá recibir ayudar”.  La agorafobia puede ir acompañada del trastorno de angustia o sin él, esta diferencia deberá tenerse en cuenta a la hora del diagnóstico para plantear el plan de tratamiento.  Es la fobia que más interfiere en la vida cotidiana y la más tratada en psicoterapia.

El segundo grupo es el de la fobia social.  La fobia social es el temor intenso y persistente a una o más situaciones sociales o actuaciones en público; por ejemplo: entablar conversación con desconocidos, exponer un trabajo delante de la clase, etc.  El individuo se siente expuesto ante personas que no forman parte de su entorno familiar, o bien siente que será evaluado por los demás.  La exposición a la situaciones sociales provoca gran ansiedad, pudiendo llegar a una crisis de angustia situacional.  La ansiedad anticipatoria ante la posibilidad de que dicha crisis se dé, lleva a las conductas de evitación, y de esta forma interfiere significativamente en la vida cotidiana (laboral, académica o social), produciendo un malestar clínicamente significativo que se refleja en suvinculación con otros trastornos tales como la depresión, los trastornos por angustia, el abuso de tóxicos, etc.  Esta es la segunda fobia más atendida en terapia.

Tratamiento de la ansiedad:

www.psicologo-valencia.es  / javier@psicologo-valencia.es

Miedo a volverse loco.

El miedo a volverse “loco”  o a perder el control y cometer un acto indeseable en contra de uno mismo o de una persona querida, no es más que un síntoma de un problema de ansiedad y en ningún caso este miedo  indica que una persona se “esta empezando a volver loca”. Lo que está indicando es que está padeciendo  un estado de ansiedad elevado.

Tiene que tratar de tranquilizarse al comprender que esto es simplemente un pensamiento  muy ansiógeno y que precisamente por la sensación de peligro para la propia integridad que implica, resulta bastante difícil librarse de él. El propio instinto de supervivencia hace que se le preste automáticamente mucha atención a cualquier cosa que atente contra  el bienestar personal implicando un peligro inminente, y esto incluye a los propios pensamientos. (El organismo humano reacciona con la misma intensidad ante un agresor real que viene hacia tí con un cuchillo, que ante un pensamiento muy intenso de peligro aunque sea irreal pues solo es un pensamiento.)

Lo primero que hay que hacer es comprender que sólo es ansiedad o un pensamiento ansiógeno, que no es real. Que las personas no se “vuelven locas” de pronto, que todo el mundo piensa esto alguna vez y no hay que darle mayor importancia, y que solo el hecho de analizar la propia  cordura ya indica que uno está bien. Puedes también observar como está idea ha surgido en un momento de complicaciones o de tensiones en tu vida  y cómo nunca se te hubiera ocurrido si estuvieras feliz en una fiesta o en unas estupendas vacaciones. También es importante tener muy claro que el hecho de tener miedo a perder el control y hacer daño a alguien o a uno mismo, no está indicando que vaya a realizarse en absoluto. Lo único que está indicando es que se tiene miedo a perder el control y que se está teniendo el pensamiento de que podría realizarse un acto grave de forma automática y sin poderse resistir, peroesto no existe. Lo que tienes es un problema de ansiedad. Una persona no realiza conscientemente un acto horrible “obligada por ella misma” como si de pronto no tuviera voluntad y no se pudiera resistir. Es pues importante enfrentarse a estas ideas repetirse una y otra vez lo absurdo de su planteamiento.

Tratamiento psicológico de la ansiedad y el miedo a volverse loco:

javier@psicologo-valencia.es  / javier@psicologo-valencia.es