TERAPIA DE GRUPO HOMOSEXUAL (GRUPO DE PSICOTERAPIA PARA HOMBRES GAYS).

El objetivo de este grupo de psicoterapia sería conseguir la aceptación de la homosexualidad, eliminar cualquier sentimiento de culpa, vergüenza, depresión, etc., a través de la creación de un espacio de confianza donde poder expresarnos con toda libertad con nuestros compañeros de grupo y el terapeuta. Se trata también de crear estrategias de afrontamiento adecuadas para una adecuada comunicación social de la propia orinetación sexual. 

Entre las tareas a realizar durante la terapia se encuentran las siguientes:

♦ Revisar las falsas creencias con respecto a la hosexualidad y crear estrategias para afrontarlas adecuadamente a nivel social, crear las herramientas psicológicas adecuadas para afrontar los posibles problemas que puedan surgir en diferentes áreas de la vida (familiar, laboral, amistades, pareja, etc.).
♦ Resolución de conflictos y mejoría de las relaciones sociales.
♦ Evitación de comportamientos autodestructivos y bloqueos a través del pensamiento positivo. Y tratamiento del estrés, la ansiedad y la depresión.

Lo que da una identifica a este grupo de psicoterapia es el hecho de compartir toda una serie de vivencias individuales. Experiencias que son propias y especiales de cada uno de sus miembros y que se enmarcan dentro del proceso de aceptación de nuestra orientación afectivo-sexual.

La labor del terapeuta se centraría en la moderación de las intervenciones, la información y la orientación en ciertas cuestiones y la explicación de técnicas y estrategias para el afrontamiento, la solución de problemas y la toma de decisiones en el ámbito de la propia orintación sexual de los miembros del grupo.

     – Fecha de inicio: finales de marzo de 2013.

     – Sesiones de hora y media de duración, en horario de viernes tarde.

     – Máximo de 10 participantes.

     – Precio: 100 euros mensuales (25 euros por sesión).

Ínformación e inscripciones:

                               Javier Brotons. Psicólogo (Col.CV.03246). Tel: 600440004.

                                javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es

Procrastinación (arte de postergar….): tratamiento psicológico.

¿Qué significa?  postergar conscientemente aquello que se percibe como desagradable , incómodo o que por algún motivo nos cuesta afrontar. Así  muchas personas posterga cotidianamente un determinado número de asuntos que son percibidos como una molestia . Si responde ello a una estrategia para hacer frente a algunas cuestiones (ej: demorarlas para encontrar un mejor momento para ejecutarlas), puede ser normal y habitual; pero cuando no es así y se suma la condición que se vuelve un comportamiento difícil de cambiar por su rigidez; se puede ir hacia un serio trastorno psicológico, que en ocasiones viene asociado como un síntoma asociado a la depresión.

Procrastinar y ansiedad.

Demorar asuntos que debemos afrontar (y lo sabemos) porque nos cueste o suponga cierto esfuerzo afrontarlos (cuestiones familiares, laborales, pagos….) supone el que en determinados momentos pensemos en ellos y el hecho de anticiparlos nos genera cierto nerviosismo. Este nerviosismo nos refuerza el volver a postergar el asunto a afrontar y de esta forma entramos en el denonimado «sistema de ansiedad», que se basa en un progresivo aumento del nerviosismo (incluso desarrollando ya algunos síntomas de la ansiedad como pudiera ser la taquicardia) cuando anticipamos cognitivamente (cuando pensamos en ello) la cuestión que vamos postergando. De esta forma, convertimos cuestiones que deberíamos haber afrontado o resuelto en su momento en disparadores del sistema de ansiedad y acaban convirtiéndose en verdaderos problemas que con toda probabilidad evitaremos porque ya nos inducen o provocan miedo y toda la reactividad ansiosa que conllevan los miedos.

Tratamiento psicológico de la procrastinación y elaboración de programas personales de afrontamiento:

                        Javier Brotons. Psicólogo col. CV03246. Tel: 600440004.

                        javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es

Miedo al dentista (deontofobia).

Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a los dentistas, y a acudir a sus consultas.
 Existe alguna controversia sobre si este miedo es o no “irracional”, ya que por lo general la dentofobia está causada por malas experiencias previas. Puede pensarse que el miedo a los dentistas es lógico, ya que se requieren instrumentos metálicos afilados y tornos para ser colocados en la boca, que es una de las áreas del cuerpo humano con mayor sensibilidad al dolor. Además, la boca suele ser un sitio que genera pudor: a través de ella nos comunicamos, besamos, ingerimos alimentos. Por todo ello, es habitual que nos sintamos expuestos al estar en la consulta odontológica.
Pero la dentofobia es un miedo extremo y persistente que tiene como resultado que la persona evite asistir a las consultas odontológicas a bajo cualquierr coste, incluso en ocasiones padeciendo graves problemas odontológicos. Incluso pensar o escuchar sobre tener que  ir al dentista podrá provocar un estrés psicológico y la fobia puede interferir con un funcionamiento social normal.
La fobia dental (ya se la llame odontofobia, dentofobia, fobia al dentista o ansiedad dental) es una de las fobias específicas. De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM-IV) el criterio de diagnóstico para las fobias específicas incluye:
– Un miedo marcado y persistente del objeto o situación específicas que es excesivo e irracional.
– Una ansiedad inmediata como respuesta a la exposición del estímulo temido, que puede llegar a tomar la forma de un ataque de pánico.
– Reconocimiento de que el miedo es excesivo o irracional.
– Evitar la situación productora de ansiedad.
– La fobia interfiere con el funcionamiento normal o causa marcado estrés.

Tratamiento psicológico y programas de ayuda para superar la deontofobia:

              javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es
 

Matrimonio homosexual

El Tribunal Constitucional español ha avalado la ley que en 2005 legalizó el matrimonio homosexual. La ley de 2005,  hace que España sea uno de los primeros países del mundo en autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo y la adoptación de niños por parte de estas parejas, junto a Suecia,  Holanda, Bélgica, Sudáfrica y Noruega.

La Federación Nacional de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) calcula que hasta la fecha se han producido en España unos 30.000 matrimonios homosexuales.

En la actualidad el matrimonio homosexual es legal en España, Holanda, Bélgica, Canadá, Sudáfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina y Dinamarca, así como en seis estados de EEUU y en la capital de México, además de en el estado mexicano de Quintana Roo y en el estado brasileño de Alagoas.

Holanda, en septiembre de 2000, fue el primer país en aprobar el matrimonio homosexual, que entró en vigor el 1 de mayo de 2001, fecha en que se celebraron las primeras cuatro bodas, en Amsterdam.

A veces, algunas veces me siento bien por haber nacido aquí. Como Llach en su cación: «pense que he tingut sort de poder obrir els meus ulls aquí……».

                    Javier Brotons. www.psicologo-valencia.es

P.D. Quiero dedicar mi alegría a mis buenos amigos «los Juan Carlos», a muchos de mis pacientes que han vencido problemas y trastornos para alcanzar la felicidad desde su orientación sexual, a mis hermanos (el colmo de la tolerancia) y sobre todo a mi mujer que todos los días me habla de libertad…….

Tratamiento cocaína.

 El consumo de drogas es un tema prioritario de salud pública a nivel mundial. Las consecuencias del consumo se reflejan tanto en el usuario, como en su entorno, y pueden implicar daños costosos como la violencia intrafamiliar, suicidios, homicidios, accidentes, enfermedades, absentismo laboral, entre otros.

 Los efectos de la cocaína, en dosis bajas (aproximadamente hasta 200 mg.) y a corto plazo son: euforia, aumento en el estado de alerta, percepción de mayor capacidad para el trabajo físico e intelectual, disminución de la fatiga, del hambre, del sueño, locuacidad, entre otros. Además, produce temblor, dilatación de las pupilas, inquietud, náuseas, aumento de la temperatura corporal, del ritmo cardiaco y de la presión arterial. A medio y largo plazo se pueden presentar hemorragias nasales, complicaciones respiratorias (debido a la  perforación del tabique nasal), cardiovasculares, neurológicas, gastrointestinales, o lesiones en la piel que resultan de alucinaciones táctiles, como sentir insectos. Además, los usuarios pueden sufrir depresión, somnolencia y una fuerte necesidad de obtener la droga.

Tratamiento de la adicción a la cocaína en Valencia y Castellón:

                                www.psicologo-valencia.es / javier@psicologo-valencia.es