PSORIASIS

Por lo general, la psoriasis tiene consecuencias psicológicas en las personas que la padecen.  

Sensación de exclusión

  • Por lo general, la psoriasis provoca que la persona afectada se sienta excluida. Esta sensación le impide llevar una vida normal.
  • Esto se debe a que las placas de psoriasis aparecen en zonas visibles (el rostro, las manos y los brazos).
  • Cuando estas placas aparecen, las personas afectadas no tienen deseos de salir o de ir a la piscina (p. ej.) y adoptan una actitud de repliegue en sí mismos.

Algunos prejuicios relacionados con la psoriasis

  • La psoriasis es una enfermedad poco conocida.
  • Muchas personas creen erróneamente que la psoriasis es una enfermedad contagiosa y se alejan de las personas que padecen esta enfermedad.

Pérdida de la autoconfianza

Por lo general, las personas que padecen psoriasis suelen perder la confianza en sí mismas y viven en un estado de estrés permanente.

Estrés y psoriasis: un círculo vicioso

  • Un trauma psicológico, una gran angustia, una discusión o cualquier otra situación de estrés podría agravar los síntomas de la  psoriasis.
  • Muchas personas que padecen psoriasis no afrontan esta enfermedad de la mejor manera y viven en estado de gran estrés.
  • La opinión de los demás, el temor de que las placas de psoriasis vuelvan a aparecer y la sensación de ser diferente y poco seductor generan un estado de estrés que agrava la enfermedad.

Depresión

  • Las personas que padecen psoriasis en ocasiones  presentan muchos trastornos psicológicos en su vida cotidiana.
  • Con el paso de los meses o de los años, estos trastornos podrían provocar una depresión.

Tratamiento de las consecuencias psicológicas de la psoriasis:

javier@psicologo-valencia.es  / www.psicologo-valencia.es

Deja un comentario