Psicología infantil. Psicóloga infantil

Desarrollo psicológico y  educativo  en la infancia y  adolescencia

El desarrollo psicológico durante la infancia y adolescencia marca el funcionamiento  personal durante la vida adulta. Tratado a tiempo, ayuda a que el niño o el adolescente se   desarrolle favorablemente.

Los trastornos presentados en estas edades, cuando no son detectados precozmente pueden cronificarse originando sufrimiento tanto para el niño o adolescente, como para la familia.

Objetivos: Establecer una atención individualizada y multidisciplinar para los niños que acuden a consulta, así como apoyo y orientación a las familias. Evaluar y diagnosticar cada caso, estableciendo un plan terapéutico para cada niño de forma individualizada.

  • Terapia de Conducta en la Infancia y Adolescencia.
    • Trastorno por déficit de atención con o sin Hiperactividad.
    • Trastornos de la alimentación: Anorexia y  Bulimia Nerviosas. Distorsiones de la Imagen Corporal.
    • Sobredotación Intelectual.
    • Trastornos del sueño: terrores nocturnos, pesadillas, insomnio…
    • Trastornos de la eliminación: enuresis y encopresis.
    • Trastornos del estado de ánimo y Trastornos de ansiedad:  Miedos, fobias, depresión, ansiedad por separación…
    • Trastornos del aprendizaje: trastorno de la lectura, trastorno del cálculo, trastorno de la expresión escrita. Dislexia, disgrafía, discalculia.
    • Autismo y Trastornos Generalizados del Desarrollo: autismo, trastorno de Rett, Asperger.
    • Retraso del desarrollo.
    • Trastornos del lenguaje y la comunicación: tartamudeo, trastorno del lenguaje expresivo
    • Mejora del rendimiento académico
    • Orientación escolar y laboral, Acoso escolar, Técnicas de estudio, mejora de autoestima, habilidades sociales, hablar en público, memoria, atención, fracaso escolar, ansiedad ante exámenes…
    • Informes psicopedagógicos

Marta Armunia Catalán. Psicóloga. Nº Colegiado: CV-10954

Email: psmac@cop.es    Teléfono: 637 20 30 97

 

              

 

INFORMES PSICOLÓGICOS

ELABORACIÓN DE  INFORME PERICIAL PSICOLÓGICO

 1- En casos de ámbito Penal:  evaluación psicológica de víctimas del delito (secuelas psíquicas, accidentes de circulación, agresión física y lesiones, agresión sexual etc..); valoración del testimonio; evaluación de credibilidad del testimonio en menores víctimas de abusos sexuales; evaluación de la peligrosidad criminal/perfiles criminales; daño moral, secuelas psicológicas; toxicomanías.

 
 2- En procesos Civiles: evaluación de la capacidad de obrar: incapacitación, tutela o cautela; Valoración de la idoneidad en la guarda y custodia. régimen de visitas…..

 3-  Procesos Laborales: aptitud para el trabajo; Incapacidad laboral e invalidez.; valoración de las consecuencias de los accidentes de trabajo/o tráfico; acoso laboral (Mobbing)/ Acoso escolar (Bullying); psicopatologías laborales (Burnout)….

4- Procesos quirúrgicos:  idoneidad para operaciones de cirugía estética, intervenciones de cirugía bariátrica…..

5- Infantiles: valoración de déficits de atención e hiperactividad para centros escolares…

6- Violencia de género: valoración del maltrato psicológico, secuelas, trastornos producidos por la violencia de género…..

6- Otros informes……cualquier informe de valoración o evaluación del estado psicológico de la persona….

                                   Tel: 600 44 00 04 / javier@psicologo-valencia.es

                                       http://www.psicologo-valencia.es/17.html

Eritrofobia (miedo a ruborizarse).

Es bastante común entre aquellas personas que tienen mucha tendencia a enrojecer fácilmente. Es frecuente en la gente que es particularmente sensible a las percepciones y juicios de otros: poseen una gran predisposición a enrojecer en las situaciones en las que sienten que otras personas estan pensado acerca de ellos, mirándoles o juzgándoles; lo que suele ser una equivocación o falsa creencia.

El enrojecimiento excesivo es una reacción física provocada en respuesta a pensamientos emocionales asociados con estar abiertamente preocupados por las reacciones de otras personas. Estas personas no sólo enrojecen en respuesta a situaciones de valoración hacia ellos, también se preocupan en como ellos se presentan a otros. Cuando todo esto sucede, se desarrolla la eritrofobia.

Las personas con eritrofobia tienen miedo a cómo apareceran ante otras cuando se sonrojen. Se preocupan con el hecho de si estarán o no sonrojándose y con cómo su piel aparecerá ante los demás. Esta fobia no sólo es irracional, también es una profecia autocumplida. La preocupación por cómo ellos se presentan a los demás cuando se sonrojan puede de hecho resultar en un incremento del enrojecimiento. Esto puede convertirse en un círculo vicioso. Cuanto más se tema al enrojecimiento, es más probable que uno se sonroje todavía más.

Tratamiento psicológico de la eritrofobia:

                  www.psicologo-valencia.es /javier@psicologo-valencia.es
 

Latrofobia (miedo al médico).

Este problema es básicamente el miedo incontrolado, anormal, persistente e injustificado a los médicos, con la consecuencia de no acudir a las consultas de revisiones cotidianas, por lo que pueden aparecer problemas médicos que no se detecten a tiempo.
Así pues, comentar que este problema se conoce también como síndrome de la bata blanca, y que se asocia a personas que por lo general han tenido por una mala experiencia en las consultas, teniendo mala sensación con respecto a los aparatos que se utilizan, tanto metálicos, como de oscultación. Por otro lado, mencionar ademas que la latrofobia impide a la persona que la padece acudir a las consultas de los médicos, pero no se queda solo ahí, sino que también puede causar problemas de estrés psicológico con el hecho de escuchar hablar de temas de médicos, consultas o que hacen referencia a doctores.

Tratamiento psicológico de la latrofobia:

                   www.psicologo-valencia.es / javier@psicologo-valencia.es

TDAH en adultos.

Hasta hace poco, el TDAH en adultos (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) era un gran desconocido. Durante mucho tiempo se pensó que los síntomas esenciales de este cuadro se presentaban únicamente en edad infantil pero en los últimos años sabemos que la realidad es otra. Un gran número de personas que padecieron el trastorno en su infancia, continúan manteniendo los síntomas esenciales hasta la vejez. Según Weiss, el TDAH puede ser el trastorno psiquiátrico no diagnosticado más común en los adultos”.

En los últimos años se ha incrementado de manera considerable el número de estudios acerca de este tema y hoy sabemos con toda certeza que más del 50% de los niños que tuvieron TDAH en la infancia mantienen en la vida adulta los síntomas esenciales del cuadro.

¿Cómo reconocer el TDAH en la vida adulta?: La falta de atención, la impulsividad y la hiperactividad son los síntomas distintivos de este trastorno, tanto en niños como en adultos. Pero con la edad muchas manifestaciones cambian de forma y con frecuencia todavía se les atribuye un origen equivocado como el estrés, el ritmo de vida intenso… La investigación establece que en la vida adulta, los síntomas principales del TDAH dan la cara principalmente en forma de: importante desorganización, problemas de atención y memoria, mala administración del tiempo, dificultades en la resolución de problemas, impulsividad e hiperactividad.

Y es que los adultos aquejados de este trastornosuelen presentar grandes dificultades para mantener la atención, incluso cuando se esfuerzan por hacerlo. Con frecuencia no recuerdan lo que acaban de leer o escuchar. Les cuesta organizarsey priorizar tareas y suelen ser muy olvidadizos. Pero, a diferencia de los niños, la hiperactividad motriz no suele ser incapacitante. No corren, ni saltan sin parar. Afortunadamente. Generalmente, ésta se manifiesta en forma de inquietud, con movimientos constantes de manos y pies y/o hablando sin parar.

Otra de las características fundamentales de los TDAH se encuentra en su dificultad para inhibir impulsos y pensamientos. Es por eso que, a pesar de la edad, siguen metiendo la pata con frecuencia y toman decisiones importantes de manera precipitada e impulsiva, sin analizar las consecuencias. Dicen lo que piensan sin sopesar quién está delante y además presentan una escasa tolerancia a la frustración y muchas dificultades para esperar.

Estas manifestaciones hacen que la vida de un adulto con TDAH sea a veces muy difícil y más cuando, por si fuera poco, los estudios establecen que un 60-70% de ellos tiene algún riesgo de padecer dificultades sociales, trastornos de ansiedad, frustración e ira, trastornos afectivos, depresión, trastornos del sueño, u otros debidos a la falta de control (conducta antisocial, trastornos compulsivos, abuso de sustancias o accidentes de tráfico). Fuente: el confidencial.com: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/blogs/divan-digital/2011/11/28/tdah-en-adultos-todavia-un-problema-invisible-88387/

Tratamieno de las consecuencias psicológicas del tdah en adultos;

                  www.psicologo-valencia.es / javier@psicologo-valencia.es

 

TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO HOMOSEXUAL (HOCD).

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un síndrome psiquiátrico clasificado como desorden de ansiedad. Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos que aparecen en tu mente de manera persistente y que cuestan apartarlas a pesar de la voluntad que apuestes para bloquearlas. Generalmente son obsesiones que te generan ansiedad, disgusto, preocupación, repulsión o no tienen significado. Ejemplos muy comunes son imágenes de estar golpeando a alguien, de intenciones de homicidio, de actos perversos, etc. Las compulsiones son actos que el paciente ejecuta en respuesta a las obsesiones que posee con el fin de disminuir los síntomas que éstas generan. Pueden ser actos visibles, como por ejemplo chequear muchas veces que los anafes estén correctamente cerrados por la obsesión de no haberlo hecho correctamente la primera vez, lavarse las manos reiteradamente por temor a infectarse, etc. También pueden ser no visibles. Estos son actos que el paciente practica en su mente y nadie puede verlos. Ejemplos comunes son la oraciòn, súplicas, contar repetidas veces algún objeto mentalmente, repetir palabras, etc. Las compulsiones a veces son llamadas rituales, dado que el paciente en ocasiones ejecuta las compulsiones de un modo ordenado, como si fuese un protocolo a seguir, y hasta que no terminan tal procedimiento no logran disminuir su ansiedad o sentirse satisfechos.Este trastorno muchas veces es confundido por depresión y es diagnosticado erróneamente, dado que muchos síntomas del TOC se asimilan al del trastorno de depresión. Luego de haber revisado a grandes rasgos de qué se trata este trastorno, vamos a introducirnos en uno de los subtipos de TOC: trastorno obsesivo-compulsivo homosexual (homosexual obsessive-compulsive disorder, HOCD en inglés), no muy conocido, por cierto, pero existente.Las obsesiones sexuales en el HOCD son pensamientos, imágenes o impulsos relacionados con la homosexualidad los cuales te generan ansiedad o estrés cada vez que emergen. Tener pensamientos intrusivos acerca de ser homosexual y dudar acerca de la propia sexualidad son las obsesiones más predominantes en este trastorno.

La mayoría de los pacientes con este trastorno intentan disminuir este síntoma convenciéndose o reafirmando a si mismo que nunca se verían involucrados en actos homosexuales y tratando de evitar situaciones donde sería probable que se generen tales situaciones. Ellos son íntegramente incompatibles con las propios deseos y valores de la persona, y a causa de ello estos pensamientos se asocian a grandes niveles de vergüenza sumado a la ansiedad o al temor.

Tratamiento psicológico del HOCD:

javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es

Miedo al dentista (deontofobia).

Se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a los dentistas, y a acudir a sus consultas.
 Existe alguna controversia sobre si este miedo es o no “irracional”, ya que por lo general la dentofobia está causada por malas experiencias previas. Puede pensarse que el miedo a los dentistas es lógico, ya que se requieren instrumentos metálicos afilados y tornos para ser colocados en la boca, que es una de las áreas del cuerpo humano con mayor sensibilidad al dolor. Además, la boca suele ser un sitio que genera pudor: a través de ella nos comunicamos, besamos, ingerimos alimentos. Por todo ello, es habitual que nos sintamos expuestos al estar en la consulta odontológica.
Pero la dentofobia es un miedo extremo y persistente que tiene como resultado que la persona evite asistir a las consultas odontológicas a bajo cualquierr coste, incluso en ocasiones padeciendo graves problemas odontológicos. Incluso pensar o escuchar sobre tener que  ir al dentista podrá provocar un estrés psicológico y la fobia puede interferir con un funcionamiento social normal.
La fobia dental (ya se la llame odontofobia, dentofobia, fobia al dentista o ansiedad dental) es una de las fobias específicas. De acuerdo con el Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales (DSM-IV) el criterio de diagnóstico para las fobias específicas incluye:
– Un miedo marcado y persistente del objeto o situación específicas que es excesivo e irracional.
– Una ansiedad inmediata como respuesta a la exposición del estímulo temido, que puede llegar a tomar la forma de un ataque de pánico.
– Reconocimiento de que el miedo es excesivo o irracional.
– Evitar la situación productora de ansiedad.
– La fobia interfiere con el funcionamiento normal o causa marcado estrés.

Tratamiento psicológico y programas de ayuda para superar la deontofobia:

              javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es
 

Ludopatia Valencia.

 

                           ADICCIÓN AL JUEGO (LUDOPATÍA).

 

   Es un trastorno en el que la persona se ve obligada, por una urgencia psicológicamente incontrolable, a jugar. Aunque existen factores sociales, culturales e incluso bioquímicos en el juego patológico, está considerado un trastorno de características psicológicas.

 

    Es un trastorno persistente y progresivo de la conducta que acaba en una dependencia emocional respecto al juego. Es decir, implica deterioro progresivo en la conducta de juego, partiendo de momentos iniciales en los que el juego y las apuestas son escasos hasta llegar al juego patológico, que puede desarrollarse a lo largo de períodos de 10 a 15 años.

 

    Es un trastorno que llega a afectar de forma negativa la vida personal, familiar, social y vocacional de la persona que lo sufre. 

Tratamiento de la ludopatia: www.psicologo-valencia.es

Amaxofobia: prácticas de conducción para superar el miedo a conducir.

Este transtorno, puede venir originado por situaciones post-traumáticas, tras haber sufrido un accidente de tráfico de mayor o menor embergadura, aunque está demostrado que no es el factor más desencadenante de este tipo de transtorno.

Un número muy elevado de los afectados, confiesan que en gran parte, este problema viene ocasionado por una falta de seguridad en sí mismos, reforzada por un incorrecto aprendizaje de la conducción, y una falta de confianza por parte de sus seres queridos, que han ido minando su predisposición a conducir.

De ahí que para curar ese miedo a conducir, sea necesario, un asesoramiento psicológico adecuado y un reforzamiento de las prácticas de conducción, de la mano de un profesional con amplia experiencia, que basándose en un estudio previo de cada circunstancia personal, elabore una metodología que se adapte a la situación actual de cada paciente.

Se consigue así, que la persona que realiza el tratamiento, adquiera la seguridad en sí mismo y en sus capacidades, necesarias para convertirse en un conductor prudente y responsable, capaz de llevar a la práctica los correctos hábitos de conducción adquiridos durante este proceso.

Tratamiento psicológico de la amaxofobia incluyendo prácticas de conducción (Valencia y Castellón):

                                   Javier Brotons. Psicólogo (col.CVo3246). Tel: 600 44 00 04.

                                   javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es

Cáncer de mama (aspectos psicológicos).

El diagnóstico de cáncer de mama, la intervención, los tratamientos (quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia) y la posterior adaptación a la vida normal suponen un fuerte impacto emocional que se acompaña de una serie de consecuencias psicológicas y sociales, desconocidas para la persona afectada y su familia, que no se pueden obviar, si lo que se pretende es proporcionar una atención integral a la persona afectada, que pueda redundar en una mayor calidad de vida y que pueda ayudar a normalizar su vida.

El fuerte impacto del diagnóstico y las posteriores etapas mencionadas, el “shock” que todavía produce la palabra cáncer, la imprevisibilidad de la evolución de la enfermedad -a pesar de los avances médicos y de la alta tasa de supervivencia- genera en la persona afectada intensos estados emocionales, en los que afloran sentimientos incontrolables, toda clase de miedos y numerosas preguntas que no pueden hacer a las personas de su entorno, porque piensan que ellos no lo han pasado y no sabrán contestarlas. Tampoco desean preocupar a las personas más allegadas con sus preocupaciones, aún más cuando la mujer ejerce un rol de cuidadora en la familia, y permanecen en silencio. El silencio lleva a la soledad, la soledad a la inseguridad, la inseguridad a la merma de la autoestima y todo ello puede hacer entrar en una depresión.

Es en esos momentos cuando es importante intervenir, lo más precozmente posible y cuando se pueden prevenir multitud de alteraciones sociales y psicológicas que pueden aparecer y permanecer en la psique de la persona afectada durante mucho tiempo, si no se valora el estado integral de la persona y se interviene proporcionando el apoyo necesario.

Terapia para el afrontamiento de las consecuencias del cáncer de mama:

             www.psicologo-valencia.es  /  javier@psicologo-valencia.es