Adicción a la cirugía estética (plástica).

Si una persona está satisfecha después de realizarse una o dos cirugías, es normal. Sin embargo, se convierte en una adicción si se dispone a los procedimientos de la cirugía plástica una y otra vez, a menudo hasta el punto de que tras varias cirugías la persona puede verse peor en lugar de mejorar. Los pacientes que entienden que la perfección no se puede lograr muestran un comportamiento más normal, y normalmente están satisfechos con su apariencia.

Los síntomas de la adicción a las cirugías estéticas son:

– Innumerables cirugías estéticas, ya sea en la misma parte o en diferentes partes del cuerpo.
– Obsesión con un defecto muy pequeño que no es perceptible a los demás.
– Obsesión con una parte específica del cuerpo o varias partes de una celebridad admirada o modelo.
– Expectativas extremadamente irrealistas.
– La negativa a escuchar los consejos de un cirujano estético cuando él / ella les aconseja que la cirugía plástica no es necesaria y no ayudará o le hará más daño que bien.

No es lo más aconsejable usar la cirugía plástica para corregir cada pequeño defecto de nuestro físico. No cabe duda que vernos bien supone sentirnos bien, pero lo más importante es aprender a aceptarnos como somos y recurrir a la cirugía solo en casos en los cuales nuestra salud esté comprometida o en los casos en los que la mejora de la autoestima (que debe evaluar un profesional) justifique su uso.
                  Tratamiento psicológico de la cirugía plástica:

                                                                  www.psicologo-valencia.es

                                                                 javier@psicologo-valencia.es

2 pensamientos en “Adicción a la cirugía estética (plástica).

Deja un comentario