MIEDO A SER HOMOSEXUAL

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un síndrome psiquiátrico clasificado como desorden de ansiedad. Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos que aparecen en tu mente de manera persistente y que cuestan apartarlas a pesar de la voluntad que apuestes para bloquearlas. Generalmente son obsesiones que te generan ansiedad, disgusto, preocupación, repulsión o no tienen significado. Ejemplos muy comunes son imágenes de estar golpeando a alguien, de intenciones de homicidio, de actos perversos, etc. Las compulsiones son actos que el paciente ejecuta en respuesta a las obsesiones que posee con el fin de disminuir los síntomas que éstas generan. Pueden ser actos visibles, como por ejemplo chequear muchas veces que los anafes estén correctamente cerrados por la obsesión de no haberlo hecho correctamente la primera vez, lavarse las manos reiteradamente por temor a infectarse, etc. También pueden ser no visibles. Estos son actos que el paciente practica en su mente y nadie puede verlos. Ejemplos comunes son la oraciòn, súplicas, contar repetidas veces algún objeto mentalmente, repetir palabras, etc. Las compulsiones a veces son llamadas rituales, dado que el paciente en ocasiones ejecuta las compulsiones de un modo ordenado, como si fuese un protocolo a seguir, y hasta que no terminan tal procedimiento no logran disminuir su ansiedad o sentirse satisfechos.Este trastorno muchas veces es confundido por depresión y es diagnosticado erróneamente, dado que muchos síntomas del TOC se asimilan al del trastorno de depresión. Luego de haber revisado a grandes rasgos de qué se trata este trastorno, vamos a introducirnos en uno de los subtipos de TOC: trastorno obsesivo-compulsivo homosexual (homosexual obsessive-compulsive disorder, HOCD en inglés), no muy conocido, por cierto, pero existente.Las obsesiones sexuales en el HOCD son pensamientos, imágenes o impulsos relacionados con la homosexualidad los cuales te generan ansiedad o estrés cada vez que emergen. Tener pensamientos intrusivos acerca de ser homosexual y dudar acerca de la propia sexualidad son las obsesiones más predominantes en este trastorno.

La mayoría de los pacientes con este trastorno intentan disminuir este síntoma convenciéndose o reafirmando a si mismo que nunca se verían involucrados en actos homosexuales y tratando de evitar situaciones donde sería probable que se generen tales situaciones. Ellos son íntegramente incompatibles con las propios deseos y valores de la persona, y a causa de ello estos pensamientos se asocian a grandes niveles de vergüenza sumado a la ansiedad o al temor.

Tratamiento psicológico del HOCD:

                     javier@psicologo-valencia.es / www.psicologo-valencia.es

Deja un comentario