CELOS

Podemos entender con relativa facilidad qué significa el tener celos de la pareja: querer estar con ella por encima de otras personas, que nos haga el máximo caso, que nos dedique la máxima atención….y es un comportamiento relativamente normal y hasta cierto punto lógico.

El problema surge cuando esto se lleva hasta el extremo y en todo momento y lugar se está pendiente de la pareja y se le requiere una atención extrema, egoísta y desmesurada, de tal forma que no permitimos que se desvíe la atención hacia otra persona que no seamos nosotros mismos. Esto último es lo que se denominan celos patológicos. En la persona que los sufre es un sentimiento que viene acompañado de hostilidad, ánimo deprimido e inseguridad, que producen a su vez gran malestar y sentimientos de temor; y puede producir con el tiempo un gran desgaste (físico y psicológico) que puede llevar a su vez a la ruptura de la pareja.

Quienes padecen de celos patológicos no se dan cuenta de que los tienen, pues para ellos solo existe la posibilidad de que sus deseos se cumplan de manera absoluta, sin darse cuenta de que en su relación alcanza un alto grado de dependencia, manifestando conductas del tipo: perseguir a su pareja para ver qué hace, buscar indicativos o “pruebas” para “demostrar” una infidelidad…e incluso conductas agresivas tendentes a inducir miedo a la pareja para que no se atrevan a hacer nada.

Llagados a este punto es bastante común que la pareja de quien sufre estos celos desmesurados sea quien comience a replantearse la relación al sentirse “asfixiados”, faltos de libertad (la más básica e imprescindible para no crear un sentimiento negativo de dependencia) y comience a plantearse la ruptura, sea cual sea el término de la relación: matrimonio, noviazgo, etc., hecho que difícilmente aceptará la persona que sufre de celos patológicos e intentará evitar (algunas veces y desgraciadamente de forma violenta).

Si existe la intención y la voluntad por parte de los miembros de la pareja, una vez detectado el problema sería interesante acudir a sesiones de terapia de pareja en las que un profesional trabajará para cambiar la percepción y las falsas creencias que inducen a una persona los celos patológicos: ayudará a cambiar la forma de pensar y a recibir el apoyo necesario de su pareja para que la tarea resulte más fácil..

Javier Brotons. Psicoterapeuta. tel: 600440004

                                 www.psicologo-valencia.es

                                 www.psicologo-castellon.com

Deja un comentario