INFIDELIDAD TERAPIA PAREJA

Ser infiel es una decisión individual. Cada quien tiene la capacidad de decidir si es infiel o no.

Se han identificado algunos factores que dan una idea de lo que sucede para que se complete el proceso de infidelidad.

La comunicación es uno de los primeros elementos que se pueden identificar. Por ejemplo, cuando la rutina se vuelve tan absorbente y deja de haber comunicación en la pareja, y no se comentan inquietudes o molestias entre la pareja, es posible que alguno de los dos encuentre en un tercero cómo llenar ese hueco que se generó al interior de la pareja.

En otros casos, la convivencia con alguna persona fuera del matrimonio se vuelve tan intensa y emocional, que se vive un verdadero proceso de enamoramiento, rompiendo la relación del matrimonio desde su raíz.

Son contadas las personas que verdaderamente padecen alguna incapacidad que les permita comprometerse con una sola pareja. Su necesidad por llenar algún vacío, o satisfacer alguna compulsión, es tan intensa que verdaderamente no puede contenerse. Pero estos son los menos.

O existen quienes viven alguna experiencia de infidelidad por simple y mera curiosidad. Simple y mera atracción física y curiosidad. Lo que popularmente se conoce como “una canita al aire”, o también como “una aventura”. Ahora que esto no le resta gravedad, siendo que quien fue infiel alivia su culpa justificándose con ideas como que “solo fue una noche”, “solo fue una vez”, “solo fue por curiosidad”, y con esto evade su responsabilidad. Al menos eso intenta, y eso cree.

Lo que es un hecho, es que cuando la infidelidad se presenta en la pareja, el integrante de la pareja al que le fueron infiel vive un proceso que puede dañar su autoestima, su seguridad, su confianza en si mismo. La terapia puede ayudarle.

Terapia individual y de pareja para superar la infidelidad:

                           www.psicologo.valencia.info

 

Deja un comentario